Villa Alegría

Blog de opinión política

Archivos mensuales: marzo 2009

La Convención Nacional de Torrox

Ayer estuve presente en el municipio malagueño de Torrox donde se celebró la Convención Nacional del PSA de la que salí bastante contento. Creo que todos los que estuvimos allí ganamos en fuerza, en energía y en ánimos para seguir trabajando.

Pero empecemos por el principio. Antes de dicha convención se celebró en el mismo lugar una reunión de la Ejecutiva Nacional donde también estuve presente. Aquí se produjo lo que mediáticamente ha tenido más trascendencia, y es la apertura de expedientes disciplinarios a los promotores del llamado “Foro Antikaria” que, por lo que veo, algún medio ya ha recogido. Entre estos promotores está Pedro Pacheco.

A pesar de que abrir un expediente displinario a alguien no es precisamente agradable, los hechos que han protagonizado estos señores no han dejado otra salida. Así lo entendió el 100% de la Ejecutiva y el 100% de los presentes en la Convención Nacional. Hubo poco debate al respecto.

En el resto de la convención se trataron varios temas, de entre los que destaca el de la elecciones europeas. Teniendo en cuenta que éstas elecciones obligan a los partidos de ámbito no estatal a hacer coaliciones, hubo un interesantísimo debate acerca de las preferencias que debemos tomar a la hora de integrarnos en la coalición que sea. Yo, personalmente, disfruté como un niño en una tienda de golosinas porque fue un debate constructivo, con muy buen clima, muy participativo, del que salieron ideas muy positivas y en el que nunca se dudó de las conclusiones del último Congreso Nacional, es decir, de la apuesta decidida del PSA por la creación de una fuerza política que aúne el nacionalismo andaluz, el ecologismo político, la izquierda “no dogmática” y los movimientos sociales. Todos, en la misma dirección.

El cierre en falso de la ‘deuda histórica’

Esta semana los gobiernos central y autonómico del PSOE han cerrado (¿?) la cuantía total de la famosa ‘deuda histórica de Andalucía’ en 1.204 millones de euros. A mi juicio, un colosal insulto a todos los andaluces.

Antes dije lo de ‘famosa’, y desde luego lo es, pero a pesar de serlo muchos andaluces no saben a qué se refiere exactamente. Algo por otro lado, muy propio de esta tierra que, desgraciadamente, vive demasiadas veces ajena a su propia historia y a sus propios intereses.

Para entenderla hay que retrotraerse un cuantos años atrás, más concretamente al franquismo. Durante los 40 años que duró la dictadura, Andalucía sufrió un auténtico expolio de sus recursos y de sus tributos, fue empobrecida desde el punto de vista industrial, educativo, social, en infraestructuras, etc. nos hicieron caminar, en definitiva, hacia un mayor subdesarrollo. Y todo esto fue producto de un sistemático y consciente abandono en favor de otros territorios, más concretamente de Madrid, País Vasco y Cataluña (hay cosas que nunca cambian).

Teniendo esto presente, los padres y redactores del primer Estatuto de Autonomía de Andalucía entendieron que partíamos con mucha desventaja, por lo que, tras una gran lucha política finalmente pudieron incluir en éste la Disposición Adicional Segunda que decía lo siguiente:

“1.- Dadas las circunstancias socioeconómicas de Andalucía, que impiden la prestación de un nivel mínimo en alguno o algunos de los servicios efectivamente transferidos, los Presupuestos Generales del Estado consignarán, con especificación de su destino y como fuentes excepcionales de financiación, unas asignaciones complementarias para garantizar la consecución de dicho nivel mínimo.

2.- Los criterios, alcance y cuantía de dichas asignaciones excepcionales serán fijados para cada ejercicio por la Comisión Mixta paritaria Estado-Comunidad Autónoma a que se hace referencia en el apartado 2 de la Disposición transitoria sexta.”

La aceptación del Estatuto y, por consiguiente, de la Disposición Adicional Segunda por parte de la Cortes y del Gobierno Central supuso una conquista histórica por cuanto que el Estado  Español reconoció su responsabilidad en el abandono político que Andalucía sufrió durante el antiguo régimen franquista y el bajísimo nivel que, por lo tanto, teníamos en infraestructuras básicas y en bienestar de la población.

Pero todo parece que se olvidó de pronto, o quizá, algunos hicieron que se olvidara. Durante los 14 años de gobierno de Felipe González no se escuchó ni una sola reclamación por parte del gobierno andaluz en relación a la deuda histórica. Sólo salió del baúl de los recuerdos cuando al señor Chaves y a su queridísimo Partido Socialista Obrero Español le convenía armar algo de ruido para así hacerle oposición desde Andalucía al entonces presidente “popular” José Mª Aznar, que por cierto, fue el primer presidente que pagó un anticipo de la deuda histórica (resalto esto no porque Aznar sea santo de mi devoción, sino para remarcar que el PSOE no pagó nada).

Después llegó la era Zapatero. Éste pagó otro adelanto, y en la reforma del estatuto andaluz se fijó una fecha para el cobro de la susodicha deuda. Chaves evidentemente bajó el tono de sus exigencias y, entre otras cosas, se negó a que fuera el parlamento quien calculara la cuantía mediante un estudio riguroso y serio. La Junta la estimó por su cuenta entre 1.100 y 1.700 millones de euros. Al final han sido 1.200, es decir, que incluso ateniéndonos a su horquilla, la han cerrado a la baja.

Qué diferencia con los catalanes, ellos sí saben cómo defender su tierra. No hay más que recordar lo que pasó cuando CiU y PSOE cerraron el acuerdo sobre el estatuto de Cataluña. En una sola noche de reuniones el gobierno se comprometió a pagarles 3.000 millones de euros en concepto de una supuesta “deuda histórica” que el estado tenía con Cataluña  y de la que nadie hasta esa noche había oído hablar. Y nosotros esperando tres décadas para que no nos den ni la mitad de eso.

Reportaje “El síndrome de Huelva”

Hace poco pude ver en televisión un pequeño reportaje llamado “El síndrome de Huelva” en el que la contaminación que impera en dicha ciudad era el objeto del mismo.

Me pareció muy interesante y más ahora, si cabe, tras conocerse la posibilidad (habrá que verlo) de cierre de uno de los grandes focos (por no decir el mayor) de contaminación, de radioactividad y de enfermedades crónicas de Andalucía, que no es otro que el de la balsa de fosfoyesos.

Web del PSA

PSAHola a todos… ¡por fin! El PSA ya tiene web. Está especialmente pensada para todos aquellos que quieran estar al día de las noticias que genera el partido:

Partido Socialista de Andalucía – PSA

Todavía queda mucho por hacer, pero con el tiempo, la web irá aumentando en contenidos y mejorando en general. Pero lo realmente importante lo tenemos, y es que el PSA tiene al fin una sede ‘virtual’ en la red.

Os recomiendo que la visitéis de vez en cuando.