Villa Alegría

Blog de opinión política

La Andalucía de Obama

Obama en El CairoEn plena campaña electoral de las europeas, Barack Obama dio un discurso histórico que no defraudó (al menos a mí) y que me gustaría, aunque con retraso, comentarlo porque me pareció muy interesante.

Empezaré hablando de lo que a todos los andaluces nos encantó escuchar… ¿a todos? Bueno, a todos no. Sigue existiendo un sector bastante amplio de personas (nacionalistas-españolistas) que no les hizo demasiada gracia. Me refiero, naturalmente, a esta frase: “El Islam tiene una orgullosa tradición de tolerancia, algo que vemos en la historia de Andalucía y Córdoba durante la Inquisición. Es el ejemplo de Al Ándalus”.

Poco tardaron estos amargados (españolistas), a los que mencioné antes, en escribir larguísimos artículos de opinión y en ocupar horas de discusión radiofónica para apresurarse a “aclarar” que “la Historia de Andalucía no existe”, que “la Historía de Andalucía sólo puede entenderse como apéndice de la Historia de España” o que simplemente que “Andalucía sólo existe desde hace poco tiempo”. A estos impresentables de los medios les escoció, como leí en un artículo,  que Obama hablara de la Historía de Andalucía y no de la historia de España, y que nombrara a Córdoba y no a Madrid 2016.

El colmo para ellos fue que el amigo Barack Hussein Obama se equivocara y que nombrara a la Inquisión, conocida en el mundo entero por ‘Inquisición Española’, y cuya virtud no era precisamente la tolerancia religiosa y cuya confesión no tenía nada de musulmana.

A pesar del error, su mensaje se comprendió a la perfección. El Islám en Al Ándalus se entendía de forma diferente al resto del mundo musulmán, era una versión más abierta y tolerante que la del resto del planeta. Aquí hubo una convivencia plena y pacífica con otras confesiones religiosas. Algo que choca frontalmente con el ‘modelo’ practicado, por ejemplo, por los ‘iluminados’ que se esconden en lejanas montañas y también por quienes se manifiestan aquí en contra de la construcción de mezquitas. Tendrían que seguir el ejemplo de Al Ándalus.

Pero el discurso en cuestión, evidentemente, no sólo consistió en esa frase. Hubo otras a las que me atrevo a calificar como históticas:

“La única solución al conflicto en Oriente Medio es la coexistencia de dos Estados, el israelí y el palestino, donde ambos pueblos vivan en paz y seguridad”.

“Los palestinos deben abandonar la violencia ya que no es un signo de valentía o de poder disparar cohetes contra niños que duermen, o hacer saltar por los aires a ancianas en un autobús”

“Los israelíes deben reconocer que, si no se puede negar el derecho de su país a existir, tampoco se puede negar el de Palestina”

“Estados Unidos no acepta la legitimidad de los continuos asentamientos israelíes, que violan acuerdos previos y minan los esfuerzos en favor de la paz. Es tiempo de que estos asentamientos se detengan”.

“Israel debe cumplir sus obligaciones para garantizar que los palestinos puedan vivir, trabajar y desarrollar su sociedad”.

“La responsabilidad no sólo recae en israelíes y palestinos, los países árabes también deben hacer su parte: deben ayudar a los palestinos a desarrollar las instituciones necesarias para sustentar un Estado, reconocer la legitimidad de Israel elegir el progreso, en lugar de una mirada hacia el pasado que sólo lleva a la autoderrota”.

“No podemos imponer la paz, pero muchos musulmanes reconocen en privado que Israel no va a desaparecer y muchos israelíes admiten la necesidad de un Estado palestino: ha llegado el momento de que actuemos en favor de lo que todos saben que es verdad”.

Anuncios

3 Respuestas a “La Andalucía de Obama

  1. yagodeasis 21 junio 2009 en 11:53 pm

    En esto, como en todo, hay distintas opiniones, dejar claro en mi modesta e intelectual opinión que Al Andalus no es Andalucia, Al Andalus es Al andalus y forma parte de un estado afincado en la peninsula, que támbien tuvo su jodienda con Andalucía. En fín esto de la historia tiene interpretaciones, cosa que yo tengo mi versión, pero no voy a perder mi tiempo en los momentos que concurren de hacer partido, y confundir galgos con podencos, siendo perros reales. Abur
    Jaime

  2. Alibaba 25 junio 2009 en 3:22 pm

    ¿Cómo fue la reunión de Antequera? Sorprende eso que has puesto de J Pino de las conversaciones… ¿en qué sentido?

    Un saludo a todos.

  3. Raúl AG 25 junio 2009 en 3:53 pm

    Hola Alibaba, pues espero responderte con la próxima entrada que estoy escribiendo ahora.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: