Villa Alegría

Blog de opinión política

Archivos mensuales: septiembre 2010

Motivos… los hay

Ya está aquí la huelga general. La razón, como ya sabéis, es la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PSOE con la que ha recortado notablemente los derechos que hasta ahora teníamos los trabajadores.

Hay muchas cuestiones que la reforma laboral señala, pero de todo ello lo más preocupante a mi juicio es que el contrato temporal y/o precario no se combata, que la indemnización general por despido para contratos indefinidos pase de 45 a 33 días y, sobretodo, que se incluya un supuesto por el que se podrían rebajar esos 33 días a 20 si la empresa en cuestión tiene pérdidas o si éstas son previsibles. Me gustaría equivocarme, pero me temo que este último punto va a suponer un auténtico coladero del que muchos empresarios se van a aprovechar. Creo no ser demasiado alarmista si digo que la época en la que todos aspirábamos a un trabajo estable ha terminado.

Por otro lado, y aunque sea políticamente incorrecto decirlo, creo que el papel que los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, han tenido en esta crisis ha sido nefasto. Es más, diría que si esta huelga general tiene poco seguimiento (aún no lo sabemos) la culpa será de ellos. La ciudadanía no les perdona que no hayan movido un sólo dedo en los dos años que llevamos de dramática crisis. Quizá sea tarde.

A pesar de esto último, como digo, hay motivos más que suficientes para ir a la huelga… otra cuestión es que la situación personal de cada uno le permita hacerla o no.

Anuncios

Cuando sucede lo previsible

Tal y como preveía desde hace tiempo, el Gobierno de ZP ha pactado con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado. Muchos nos temíamos este desenlace tras el primer “pago” que realizó el Gobierno español al País Vasco con la adjudicación de la ya ex-andaluza Cajasur a la caja vasca BBK.

Para rematar la faena el Gobierno de Zapatero ha acordado con sus socios del PNV el traspaso de la políticas activas de empleo, incluyendo bonificaciones a las cuotas empresariales, la intermediación laboral, la Formación Profesional, la Inspección Laboral y el centro de formación de Bermeo (Vizcaya); siendo lo realmente “novedoso” con respecto a otras comunidades la inclusión de las bonificaciones.

El sistema quedará de tal forma que los parados vascos recibirán una prestación media de unos 2.400 €, mientras que los desempleados andaluces se tendrán que conformar con 800 €.

Este hecho es otro más que demuestra que pertenecemos a un estado que no sabe o no quiere garantizar la igualdad entre sus ciudadanos y entre sus territorios. Lo cual, debería llevar a la mayoría de los andaluces a pensar que un grupo parlamentario andalucista en el Congreso traería millones a Andalucía o que un sólo diputado andalucista haría mucho más por nuestra tierra que los 61 holgazanes del PP-A y PSOE-A juntos. No sé si llegará el día en que la mayoría de los andaluces despierte y se dé cuenta de esto. En cualquier caso, en ello estamos.