Villa Alegría

Blog de opinión política

Archivos por Etiqueta: III Congreso PSA

El PSA se integrará en el PA

El pasado sábado 29 de abril el Partido Socialista de Andalucía (PSA) celebró en Jerez de la Frontera un Congreso Extraordinario cuyo único punto del día era el debate y posterior votación de la propuesta de integración que tiempo atrás hizo el PA al PSA. Finalmente, tal y como se ha podido leer en los medios, la propuesta fue aprobada mayoritariamente, habiendo sólo dos abstenciones.

Esta decisión, entiendo yo, es coherente con lo planteado en el anterior Congreso celebrado en Chiclana, donde se trazó la línea a seguir para configurar un tercer espacio político en Andalucía que aunara el andalucismo, el ecologismo político y la izquierda no autoritaria.

Desde su fundación en 2001, el PSA nunca ha renunciado a sus principios nacionalistas y de izquierdas. Por aquel entonces, la aspiración era representar el nacionalismo andaluz de izquierdas en el Parlamento Andaluz y en los Ayuntamientos andaluces, marcando distancias con un PA escorado a la derecha.

Tras varios años en los que la realidad social, económica y política ha cambiando muchísimo, todos los que formábamos parte de este proyecto nos dimos cuenta de que el PSA por sí solo no era capaz de transformar o influir sustancialmente en la realidad andaluza. Es más, ni siquiera un andalucismo supuestamente unido sería capaz de lograrlo. Por ello y por cercanía ideológica, se planteó en el III Congreso del PSA la unión de los tres espacios políticos anteriormente citados.

Como primer paso ineludible, estaba la unión del andalucismo, la cual, no habría sido posible sin la dirección actual del Partido Andalucista liderada por Pilar González y el indudable cambio de rumbo ideológico que ello ha supuesto. La ponencia aprobada en el Congreso Nacional del PA celebrado en Bormujos en 2009 es la constancia escrita de ello. Allí marcaron un claro giro de su política hacia posiciones próximas a las ya defendidas por el PSA.

Pero a nadie se le escapa, que dentro del PA sigue habiendo gente poco amiga de las políticas de izquierdas por así decirlo, por lo que la integración de todos los militantes de PSA en el Partido Andalucista hará que la visión progresista del andalucismo gane apoyos y sea mayoritaria, frente a la visión desideologizada que durante demasiado tiempo ha sido la imperante en el PA.

Por último, no quiero dejar de insistir en que en el PSA se considera esta integración como un paso previo a la configuración de una nueva formación política que aune no sólo el andalucismo sino también el ecologismo político y la izquierda no totalitaria, la cual, debe perfilarse después de estas elecciones municipales.

Somos más y estamos más unidos

Poco a poco la ilusión y la esperanza están más y más instaladas en el corazón y la mente de los andalucistas. Las noticias que se van conociendo son, cada vez, más alentadoras. Un ejemplo que me toca de cerca es la encuesta que apareció recientemente en el Diario de Sevilla donde se le adjudicaban a los andalucistas dos concejales en Sevilla (que podrían llegar a ser hasta tres). Todos los medios en el pasado han dejado muy claro las pocas posibilidades que tenía el andalucismo de volver al Ayuntamiento de Sevilla, ahora llevados por la evidencia empiezan a tenerlo mucho más en cuenta.

Otra buena noticia es la unión de PA y PSA con otras formaciones andaluzas e independientes en una gran coalición que se llamará Espacio Plural Andaluz. Aunque en un principio en los medios se anunció esta unión circunscribiéndose sólo a la Provincia de Sevilla, lo cierto es que abarcará todo el territorio andaluz.

Aunque más adelante se conocerán más detalles, lo primero que habría que dejar claro es que esta coalición no es algo coyuntural, sino que es el germen de algo nuevo mucho más grande. Para entenderlo mejor, me gustaría que tuvieráis en la cabeza lo que desde el III Congreso Nacional del PSA en Chiclana se viene diciendo incansablemente: nuestra meta es la construcción de una fuerza política que aune el andalucismo, la ecología política y la izquierda “no dogmática” (o como oí decir, la izquierda que derribó el muro de Berlín, no la que lo construyó).

En toda Andalucía se está trabajando para alcanzar dicha meta, aunque en función del rincón de nuestra tierra en el que nos encontremos la forma de llegar a ella será distinta. Os pongo dos ejemplos: en Málaga se unieron los andalucistas de PA y PSA con ecologistas afines al proyecto EQUO y a ex-militantes de IU creando Compromiso Verde por Málaga; en Dos Hermanas, por su parte, Los Verdes de Andalucía han expresado públicamente su apoyo a la candidatura andalucista de PA+PSA. Formalmente una candidatura parece no tener nada que ver con la otra, pero en realidad las dos buscan los mismo.

Por cierto, alguno dirá, ¿qué fue de la propuesta de integración del PSA en el PA? Pues bien, sigue su curso. Aunque todavía no se ha decidido nada oficialmente (eso sucederá cuando se celebre la Convención Nacional del PSA), lo cierto es que todo parece indicar que la integración será un hecho. En abril, previsiblemente, se resolverá este asunto.

La frustración hecha persona

Es bastante triste que personas como Pedro Pacheco, que ha significado tanto para el andalucismo, haya llegado al punto en el que actualmente se encuentra.

Volviendo la vista atrás, recordemos que Pedro Pacheco fue el Secretario General del PSA hasta hace poco tiempo, más concretamente hasta el último Congreso Nacional celebrado en Chiclana. Ese día, tal y como escribí en su momento, Pacheco nos “regaló” una sorprendente espantada cuando todo el mundo daba por hecho que repetiría como Secretario General.

Después de pasado un tiempo, nadie duda que el motivo real por el que se largó no fue otro que la pérdida progresiva de peso político y de decisión en la organización. Prueba de ello fue el rechazo generalizado que causó el intento de Pedro Pacheco de imponer una serie de condiciones y nombres. Ante la negativa, a Pacheco parece ser que la sangre se le subió a la cabeza y decidió, finalmente, irse pocas horas después del comienzo del congreso.

Ante el golpe bajo que Pacheco dio al partido, éste supo recomponerse y salió reforzado del congreso donde finalmente se eligió a una dirección colegiada para que encabezara el proyecto.

Desgraciadamente para el propio Pacheco, el paso que acababa de dar lo alejaba mucho de su propósito de volver a presentarse para las próximas elecciones municipales en Jerez (¡su gran anhelo!). Y es a partir de aquí donde el hombre que significó tanto para el andalucismo empezó  a dejarse llevar por la frustración y a degradarse sin límites .

En primer lugar, a los pocos días del congreso de Chiclana, Pacheco anunció la creación de un nuevo proyecto político que en la práctica supondría una plataforma perfecta para que él pudiera presentarse a la municipales en Jerez. Poco tiempo después, dio marcha atrás al percatarse (supongo yo) de la pérdida absoluta de credibilidad que esto supondría.

A continuación, y a pesar de estar expresamente prohibido por los estatutos, Pacheco montó junto a un grupo de fieles el llamado “Foro Antikaria” como corriente crítica (por no decir, secesionista) cuya estrategia consistía en no reconocer los resultados del último Congreso Nacional, exigir la convocatoria de otro y así poder dar una especie de “golpe de estado” en el que poder volver a ser Secretario General y, por tanto, candidato a  la alcaldía en Jerez.

Fue entonces cuando el PSA reaccionó y por unanimidad de toda la Ejecutiva Nacional decidió abrir expediente disciplinario a Pedro Pacheco y a otros impulsores de dicha corriente  por los reiterados actos que inclumplían los estatutos y que además atentaban contra el propio partido.

La siguiente “perla” vino cuando, ni corto ni perezoso, tuvo la ocurrencia de ofrerse como candidato para Jerez al Partido Andalucista. Este intento desesperado, evidentemente, se estrelló cuando su ofrecimiento fue rechazado por el PA, y éste se lo comunicó al PSA.

Últimamente, Pacheco y sus esbirros han estado intentando por todos los medios boicotear la presencia del PSA en las próximas elecciones europeas convenciendo a los diferentes cargos públicos del partido para que no firmaran el aval de la candidatura. Pues bien, este enlace (y su correspondiente publicación en el BOE) supuso otra derrota para la estrategia de Pacheco.

Lleno de más frustración que nunca, Pacheco ha vuelto a dar una rueda de prensa para decir de nuevo lo mismo sobre el congreso y sobre su supuesta ilegitimidad. Es un buen momento, por tanto, de unirse a las palabras de José Antonio Pino (portavoz de la dirección del PSA) en las que acusa a Pacheco de “haber perdido la noción de la realidad”.

¿Qué acción boicoteadora nos deparará el futuro? Sólo la mente frustrada de Pacheco lo sabe…

III Congreso PSA: Pacheco se va

PSASaltó la sorpresa. Contra todo pronóstico Pedro Pacheco no repetirá como Secretario General del PSA. En su lugar habrá una dirección colegiada formada por cuatro personas: José Antonio Pino (que ejercerá, además, como portavoz de dicha dirección), Amalia Benavente, José Pérez y Juan Román.

El congreso comenzó, como era previsible, con la aprobación sin problemas del reglamento del propio congreso y de la modificación de los estatutos. También se esperaba que la discusión sobre la ponencia política fuera más polémica, y así fue.

Finalmente, hubo un acuerdo casi unánime en el espíritu inicial del texto. Esto quiere decir que el PSA apuesta decididamente por la creación de una fuerza política que aúne el nacionalismo andaluz, el ecologismo político, la izquierda “no dogmática” y los movimientos sociales que sirva como alternativa efectiva al bipartidimo de PSOE y PP.

Todo parecía encarrilado, hasta que saltó la sorpresa. Muchos nos enteramos de la noticia gracias a los “rumores de pasillo” que suelen ser habituales en este tipo de eventos, el resto, se enteró cuando fue comunicado al plenario. Pedro Pacheco había decidido a ultimísima hora no ser secretario general.

Mucho tendrá que explicar acerca de los motivos que ha tenido para tomar esta decisión tan a última hora, tan ‘in extremis’, y por qué no decirlo, tan infatil. En cualquier caso, en la realidad diaria del partido era evidente el hecho de que la secretaria general de Pedro Pacheco, en los últimos tiempos, era más un cargo figurativo que otra cosa. El peso ejecutivo de la organización recaía en otras personas, que hoy, gracias a sus propios méritos, forman parte de la dirección colegiada, la cual, ha sido aprobada por un 94% de los votos de los delegados.

He de decir, que estoy especialmente orgulloso de la reacción que en todo momento tuvo la organización en su conjunto, que hizo gala de una extraordinaria madurez política a lo largo del día de hoy.

Al final, la frase que más se pronunció fue: “No hay mal que por bien no venga”. Pues eso digo yo también.

Preparando el congreso

logopsaDurante estos días se están celebrando las diferentes asambleas locales y provinciales del PSA en toda Andalucía para preparar el III Congreso Nacional del partido. En mi caso, yo asistí a la Asamblea Provincial de Sevilla en la que se analizaron diferentes cuestiones.

Los textos bases sobre los que se discutirá en el congreso son tres: el reglamento del propio congreso, los estatutos del partido y un documento político.

En el caso del reglamento del congreso no creo que tenga problemas para aprobarse, ya que, se trata de un reglamento bastante sencillo y razonable.

Del mismo modo, tampoco creo que las modificaciones de los estatutos sean objeto de grandes discusiones, ya que, simplemente tratan de adaptarse a la nueva situación del partido. Quizá, como propuesta de reforma más llamativa, sea la sustitución en sus funciones del Consejo Nacional por la Convención Nacional. Pero esto es algo, en mi opinión, que en la práctica se venía produciendo y que no creo que cree mucha oposición.

Más largo será el debate, sin duda, cuando se discutan las diferentes enmiendas propuestas por todas las asambleas provinciales y locales de Andalucía en relación al documento político. A ‘grosso modo’, éste analiza la situación actual del andalucismo, sus precedentes y plantea su posible futuro político; de la misma forma, analiza la actual situación derivada de la crisis financiera mundial.

Con respecto a esto último, es más que previsible, y el documento ya apunta a ello, que la postura oficial del PSA en este tema sea la de un notable incremento del intervencionistmo estatal en la economía, frente a una postura de PSOE y al PP, que en definitiva, es la misma.

En cuanto al punto más controvertido, es decir, la situación política del andalucismo, en dicho documento se reconoce que las distintas formaciones nacionalistas andaluzas que existen actualmente no son, por separado, opciones serias con capacidad para cambiar la sociedad, ni para convertirse en alternativa al bipartidimo imperante. De hecho, también se duda de la fuerza que podrían tener dichas formaciones en un hipotético bloque. Por ello, se plantea la confluencia de tres frentes políticos como son: el nacionalismo andaluz, el ecologismo político y la izquierda alternativa; para que juntos sí poder convertirse en una fuerza política con aspiraciones importantes. En cualquier caso, como ya dije antes, esto no es más que el texto base que será objeto de discusión en el congreso del PSA del próximo día 29 de noviembre en Chiclana. Lo que de allí salga quizá no tenga nada que ver… o quizá sí.